Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


LECCIÓN 




ün desfile de animales 



Referencias 

Génesis 6:19-7:24; Patriarcas y profetas, pp. 84-94. 

Versículo para memorizar 

"Siempre te daré gracias por lo que has hecho" (Salmo 52:9). 

Objetivos 
Los niños... 

Conocerán que Dios cuida de las personas y de los animales. 

Sentirán agradecimiento porque Dios cuida de ellos así como cuidó de Noé en 

aquella ocasión. 

Responderán con alabanzas a Dios por su cuidado amoroso por nosotros y por 
los animales. 

Mensaje 



Demos gracias a Dios porqpe él nos cuida. 



Breve introducción a la lección 



Dios dijo a Noé que salvara a los ani- 
males haciendo un lugar para ellos en el 
arca y almacenando en ella comida para 
ellos. Noé obedeció a Dios y, en el mo- 
mento apropiado, precisamente antes de 
que empezara la lluvia, los ángeles condu- 
jeron a los animales al arca y los hicieron 
entrar. Después del diluvio, los animales 
dejaron a Noé y a su familia. Se esparcie- 
ron por toda la tierra. 

Esta lección es acerca de la 
adoración. 

Alabamos a Dios porque nos cuida 
ahora, así como cuidó de Noé y de los ani- 
males. 



Para el maestro 

"Su tiempo de gracia estaba a punto 
de concluir. Noé había seguido fielmente 
las instrucciones que había recibido de 
Dios. El arca se terminó en todos sus as- 
pectos como Dios lo había mandado, y fue 
provista de alimentos para los hombres y 
las bestias. Y entonces el siervo de Dios di- 
rigió su última y solemne súplica a la 
gente. Con anhelo indecible, les rogó que 
buscasen refugio mientras era posible en- 
contrarlo. Nuevamente rechazaron sus pa- 
labras, y alzaron sus voces en son de burla 
y de mofa. 

De repente reinó el silencio entre aque- 
lla multitud escarnecedora. Animales de 
toda especie, desde los más feroces hasta 



SEIS 



DESARROLLO DEL PROGRAMA 



SECCIÓN PROGRAMA MINUTOS ACTIVIDADES 



MATERIALES QUE SE NECESITAN 



Bienvenida Cuando llegan 



O 



Actividades 1 0-1 5 

preliminares 



A. Desfile de animales 



'. Encuesta sobre animales 



Hoja grande de papel marcadores 



' Oración 
y alabanza* 



1 0-1 5 Ver página 56. Utilice en cualquier 

momento del programa 



f Lección bíblica 20-25 



Experimentando la historia 



Caja grande de cartón con una 
puerta para entrar (opcional), acon- 
dicionar espacio como si fuera den- 
tro del arca, sacos de papel llenos 
con almohadas o papel o alimentos 
no perecederos 



Estudio de la Biblia 



Versículo para memorizar 



' Aplicando 
la lección 



Lo que Dios usa para cuidarnos 



Bolsa o caja; fotos o cuadros de 
padres, maestros, casa, iglesia, 
objetos de comida, ropa 



O 



Compartiendo 15-20 
la lección 



Marionetas de dedos 



Fotocopias de ilustraciones p. 53, 
colores, tijeras, pegamento o grapas 



los más mansos, se veían venir de las montañas y los 
bosques, y dirigirse tranquilamente hacia el arca. Se 
oyó un ruido como de un fuerte viento, y he aquí 
los pájaros que venían de todas direcciones en tal 
cantidad que obscurecieron los cielos, entraron en el 
arca en perfecto orden. Los animales obedecían la 
palabra de Dios, mientras que los hombres la deso- 
bedecían. Dirigidos por santos ángeles, 'de dos en 
dos entraron en el arca', y los animales limpios de 
'siete en siete'. 

El mundo miraba maravillado, algunos hasta con 
temor. Llamaron a los filósofos para que explicasen 
aquel singular suceso, pero fue en vano. Era un mis- 



terio que no podían comprender. Pero los corazones 
de los hombres se habían endurecido tanto, al re- 
chazar obstinadamente la luz, que aun esta escena 
les produjo sólo una impresión pasajera. La raza 
condenada contemplaba el sol en toda su gloria, y 
la tierra revestida casi de la belleza del Edén, ahu- 
yentó sus crecientes temores mediante ruidosas di- 
versiones; y mediante actos de violencia pareció 
atraer sobre sí la ya despierta ira de Dios" (Patriarcas 
y profetas, p. 85). 

Decoración del salón 

Vea lección 5. 



LECCIÓN 6 



Pnog 



rama 

Bienvenida 

Dé la bienvenida a los estudiantes en la puerta. Pregúnteles cómo les fue en la semana: 
gozos o problemas que hayan tenido. Pregúnteles si quieren compartir algo del estudio de 
la lección de la semana que acaba de pasar. ¿Midió alguien en su hogar el tamaño del arca? 
Permítales empezar las actividades preliminares que usted eligió. 



ACTIVIDADES PRELIMINARES 

Seleccione las actividades que mejor se adapten a su situación 

A. Desfile de animales 

Diga: Coloquémonos en un círculo e imaginemos que somos animales. (Nombre a 
un niño), escoge un animal que te gustaría imaginar que eres y nosotros imitare- 
mos lo que hagas. Deje que cada niño adivine qué animal es. Vaya turnándolos hasta que 
cada niño haya tenido oportunidad de imitar un animal. 

Para preguntar a los niños 

¿Qué animal les gustó más? ¿Por qué? ¿Les gustaría ver un (mencione un animal 
en particular) de verdad? ¿Quién hizo todos los animales? ¿Cómo te sentirías si vie- 
ras un león o un tigre caminando por tu calle? En nuestra historia de hoy, eso es 
lo que pasó. Dios tenía un plan especial para cuidar de sus animales así como 
tiene cuidado de nosotros también. 

H Demos gracias a Dios porqpe él nos cuida. 

Repítanlo conmigo. 



Necesita; 

□ una pieza 
grande de 
papel 

□ pluma o 
lápiz 



B. Encuesta sobre animales 

Prepare con anticipación una tabla como la siguiente: 



Clase de animal 


Número 


Total 


Gato 






Perro 







Total de todos los animales 



Diga: Esta mañana vamos a investigar cuántos animales tenemos en casa y cómo 
cuidamos de ellos. Levanten su mano los que tienen una mascota. ¿Qué animal tie- 
nen? Añada, si es necesario, otros nombres a la lista. 

Cuando esté completa la lista, pida a los niños que digan cómo cuidan de sus animales. Si el 
tiempo lo permite, pida a algunos voluntarios que se muevan alrededor del salón como su ani- 
mal y deje que los otros adivinen qué animal es. Si un niño no tiene mascota, pueden elegir ser 
cualquier animal. 



LECCIÓN 6 



Para preguntar a los niños 

Concédales tiempo para responder a lo que les dice: Tenemos muchos animales en nuestras 
casas. Tenemos (lea su lista). ¿Quién hizo los animales? Dios los hizo. ¿Les gusta cuidar siem- 
pre de sus animales? ¿Cómo te parecería tener un zoológico entero y cuidarlo con la 
ayuda de otras siete personas solamente? En nuestra historia de hoy, Dios pidió a ocho 
personas que cuidaran su zoológico tan especial. Dios todavía cuida de los animales y tam- 
bién de las personas. Nuestro mensaje para recordar hoy es: 



Demos gracias a Dios porqpe él nos cuida. 



Digan eso conmigo. 



Marionetas de dedo 

Lección 6 - Compartiendo la lección 




LECCIÓN 6 



© 



Necesita: 

□ una caja 
grande de car- 
tón color café 
con una 
puerta para 
introducirse 
(suficiente- 
mente grande 
para que los 
niños puedan 
entrar gatean- 
do) o un espa- 
cio designado 
como el arca. 
Arréglelo con 
sillas, mesas, 
bancas o cual- 
quier otro 
mueble para 
señalar que es 
un lugar den- 
tro del arca). 

□ costales con 
"comida" (bol- 
sas o sacos de 
papel llenos 
con papeles o 
almohadas) o 
una variedad 
de alimentos 
no perecede- 
ros. 



LECCIÓN BÍBLICA 



Experimentando la historia 

Relate o lea la historia. 

Finalmente Noé y sus hijos termi- 
naron de construir el arca. Noé es- 
taba muy contento. Él sabía que 
habían seguido todos los planes de 
Dios para construir este gran barco. 
Ahora necesitaban llevar toda la co- 
mida preparada. (Pida a los niños que le 
ayuden a acarrear todos los costales de "co- 
mida" o los alimentos no perecederos e in- 
troducirlos en el espacio señalado como el 
arca.) Ahora todo estaba listo. Sólo 
había una cosa más que Noé quería 
hacer. 

Todo el tiempo que había estado 
construyendo el arca, Noé había ad- 
vertido a la gente acerca del diluvio 
que iba a venir. Algunas personas 
sólo lo ignoraron. Pero muchos se 
divirtieron burlándose de él. Le pu- 
sieron apodos feos y decían que es- 
taba loco. Ustedes saben, nunca 
antes había llovido. La tierra se re- 
gaba por un rocío que salía de la 
tierra durante la noche. Nunca 
nadie habían visto caer agua del 
cielo. Ellos no tenían ni idea de lo 
que era un diluvio. 

Estas personas no amaban ni 
adoraban a Dios. No creían en él. 
Así que cuando Noé les dijo que 
Dios le había dicho que iba a haber 
un diluvio, ellos se rieron. 

Noé todavía quería darle a la 
gente una oportunidad más para 
salvarse. El arca ya estaba lista, y 
Noé se paró para rogarle a la gente 
que se uniera a su familia en el arca. 
Pero la multitud que se había reu- 
nido para mirar y escuchar a Noé 
solo se rió. 

De repente, alguien gritó seña- 
lando. —¡Miren los leones! Un par 



de leones salían del bosque y se en- 
caminaban hacia el arca. 

—¡Y los conejos! —gritó otro. 
Otros gritaron: —¡Y perros! ¡Y can- 
guros! ¡Y miren todos los pájaros! 
(Acomode a los niños en pares y también 
que hagan "caminar" sus títeres en el espa- 
cio designado como arca, o imitando a dife- 
rentes animales mientras entran en el arca.) 

La gente observaba en silencio el 
extraño desfile. Los animales venían 
caminando, saltando o volando para 
entrar en el arca. ¿Cómo supieron 
venir, y a dónde ir? No parecía que 
alguien los estuviera dirigiendo. La 
gente no podía ver el ángel de Dios 
que fue enviado para guiarlos. Noé 
y su familia pusieron a los animales 
en sus cajas y jaulas en el arca. 

(Acomode a los niños y simule ponerlos 
en sus cajas.) 

Después que el último de los ani- 
males entró al arca, Noé vino a la 
puerta una vez más. 

—Por favor entren para salvarse, 
—dijo. Pero ninguno vino. Entonces 
Noé, su esposa y sus hijos y las espo- 
sas de sus hijos entraron en el arca. 
Finalmente, Dios cerró la puerta, se- 
llando con seguridad a los que esta- 
ban adentro. (Si está usando un espacio 
como arca con una puerta, ciérrela ahora y 
deje a los niños que traten de abrirla. Tenga 
un adulto fuerte en el otro lado de la puerta 
para que mantenga la puerta cerrada.) 
Dios cuidaría de todos ellos. Ellos es- 
tarían a salvo. 

Para preguntar a los niños 

Concédales tiempo para responder 
cuando pregunte: ¿Cómo se habrían 
sentido si hubieran estado obser- 
vando cómo construía Noé el arca? 
¿Qué habrían escogido: ir en el arca 



LECCIÓN 6 



o quedarse? ¿Qué piensan que sin- 
tió Noé cuando vio todos los anima- 
les que venían al barco? ¿Cómo 
creen que se sintió la gente que se 
había estado burlando de Noé 
cuando vieron venir a todos los ani- 
males? ¿Qué piensan que podría ser 
la cosa más divertida para hacer en 
el arca? ¿Quién estaba cuidando 
tanto de los animales como de Noé 
y su familia? (Dios.) ¿Quién cuida de 
nosotros? (Dios.) Muy bien, y 



I Demos gracias a Dios por- 
que él nos cuida. 



Repítanlo conmigo. 



Estudio de la Biblia 

Abra su Biblia en Génesis 6. Señale 
los capítulos 6 y 7 y diga: Aquí está la 
historia de hoy en la Palabra de 
Dios, la Biblia. Seleccione algunos 
versículos de Génesis 
6:19-7:24 parafrase- 
ando si es necesario. 
(Los niños disfrutarán 
especialmente el capí 
tulo 7, los versículos 
1-5.) 

Pregunte: ¿Quién entró al arca? 
¿Quién no entró? ¿Por qué entra- 
ron los animales al arca? 



Necesita: 
□ Biblia 



Versículo para memorizar 

Abra su Biblia en Salmo 52:9; señale 
el versículo y diga: Éste es nuestro 
versículo para memorizar para 
hoy; lo encontramos en la Palabra 
de Dios, la Biblia. Lea el versículo en 
voz alta, entonces aplauda el versículo 
para memorizar con ritmo, poniendo 
énfasis en las sílabas remarcadas, como 
se muestra a continuación: 

Siempre te daré gracias por lo que 
has hecho. 

Salmo cincuenta y dos nueve. 

Haga que los niños aplaudan con 
usted. Repita hasta que cada uno lo haya 
aprendido. Divida la clase en dos grupos. 

Ponga al primer grupo a decir mien- 
tras aplaude: 

"Siempre te daré gracias". 

Que el segundo grupo responda: 

"Por lo que has hecho". 

Ahora todos juntos digan: 

«Salmo 52:9». 



Invierta los papeles y repitan hasta 
que los niños hayan aprendido el versí- 
culo. 



LECCIÓN 6 



ORACIÓN Y ALABANZA 

Compañerismo 

Informe las alegrías o tristezas de los niños (gozos o problemas) como los 
comentaron cuando llegaron (si es apropiado). Dé una afectuosa bienvenida 
a las visitas, mencione a cada una por su nombre. Festeje los cumpleaños o 
fechas especiales. 

Cantos sugerentes 

"Un gran barco hizo Noé" (Alabanzas infantiles, n° 81). 
"Pajaritos al cantar" (Alabanzas infantiles, n° 53). 
"Alguien se interesa" (Alabanzas infantiles, n° 54). 
"Aunque soy pequeño" (Alabanzas infantiles, n° 48). 

Misionero 

Diga: Esta mañana estamos felices porque sabemos que Dios 
cuida de nosotros y de nuestros animales. Pero hay muchos niños 
y niñas que no conocen a Jesús. Nuestra historia misionera es de 

(presénteles el personaje principal o lugar). Use la historia de Misión niños o 
cualquier otra historia que haya preparado. 

Ofrenda 

Si es posible, recoja la ofrenda en un barco de juguete de madera o de 
plástico. Diga: Cuando damos nuestras ofrendas, las monedas ayu- 
dan a enviar maestros, predicadores y mecánicos y toda clase de 
personas para ayudar a la gente a aprender acerca de Dios. 

Oración 

Pregunte si pueden pensar en la manera en que Dios cuidó de ellos du- 
rante esta semana. Invite a un niño o dos para orar con usted, y agradecer a 
Dios por cuidar de nosotros. En su oración, mencione las respuestas de los 
niños y agradezca a Dios por las muchas formas como cuida de nosotros 
cada día. 



LECCIÓN 6 



© 



APLICANDO LA LECCIÓN 



Lo que usa Dios para 
cuidarnos 

Haga los preparativos con anticipación 
colocando los objetos e ilustraciones ne- 
cesarios en una bolsa o caja que no per- 
mita que los niños vean en el interior. 

Diga: Dios usó a Noé y a su fami- 
lia para que cuidaran a los animales. 
Hay cosas y personas que Dios usa 
para cuidarnos en la actualidad. En 
mi bolso (o caja) hay algunos objetos 
e ilustraciones de gente o cosas que 
Dios emplea para cuidarnos. 







Invite algunos niños y niñas que 
pasen a sacar objetos de la bolsa; 
luego deben mostrarlos y nombrar- 
los. ¿Pueden pensar en alguna 
cosa que Dios usa para cuidar- 
nos? Alabemos a Dios porque él 
nos cuida. Repitan conmigo: "Te 
alabamos, nuestro Dios, porque 
nos cuidas". Inste a los alumnos a 
que alaben a Dios en voz alta. Haga 
que repitan varias veces la alabanza. 



Necesita; 

□ una bolsa o 
una caja 

□ objetos y 
cuadros de 
las siguien- 
tes perso- 
nas o cosas 
que Dios 
usa para 
cuidar de 
nosotros 
(padres, 
maestros, 
comida, 
casa, igle- 
sia, ropa, 
etc.) 



COMPARTIENDO LA LECCIÓN 



Marionetas de dedos 

Fotocopie la ilustración de la página 
53 en papel construcción. Dé una copia 
a cada niño junto con tijeras y marcado- 
res o crayones. 

Diga: Hoy haremos animales ma- 
rionetas. Pueden elegir su animal y 
luego pintarlo. Cuando lo hayan 
terminado, un(a) maestro(a) les 
ayudará a pegar o grapar los lados. 

Dios puede usarte para ayudar a 
cuidar de alguien o de un animal. 
Piensen en algo que pueden hacer 
esta semana. 

Muestren su dedo con la mario- 
neta a alguien y díganle cómo 
cuidó Dios a Noé y cómo cuida tam- 
bién de tí. 



Deles tiempo para terminar su 
animal marioneta y ayúdeles a 
pegar o grapar los extremos. 

Para preguntar a los niños 

Conceda tiempo para que res- 
pondan: ¿Pueden poner su ani- 
mal en su dedo? ¿Pueden 
imitar el ruido que hace ese 
animal? Dios nos cuida y nos 
ayuda a cuidar unos de otros 
también. Recuerden 



Necesita: 

□ fotocopias 
de la ilustra- 
ción de la p. 
53 

□ tijeras 

□ pegamento 
o grapas 

□ marcadores 
o crayones 



I Demos gracias a Dios 
porqpe él nos cuida. 



Repitan conmigo. 



Clausura 

En su oración, agradezca a Dios por su cuidado amoroso 
hacia cada uno de nosotros todo el tiempo, así como cuidó de 
Noé y de los animales.